22 diciembre, 2009

KAFKA: Fragmentos para la Construcción de la Muralla China

.

No es fácil entrar en el universo kafka, si se comienza por La Metamorfosis y se trata de personas exclusivamente racionales. Pero si se lee antes Carta al Padre, o  un relato cualquiera de los que salvó de la destrucción su amigo , Max Brod, la conexión con el autor praguense puede ser inmediata. Unas palabras  de Milan Kundera hacen  atrayente  y próxima la lectura de Kafka:
"Fue Franz Kafka quien despertó repentinamente la imaginación dormida del siglo XIX y quien consiguió lo que postularon los surrealistas después de él sin lograrlo del todo: la fusión del sueño y la realidad."

"Esta es de hecho una antigua ambición estética de la novela presentida ya por Novalis pero que exige el arte de una alquimia que sólo Kafka ha descubierto unos cien años después".(El arte de la novela) También añadió: "Después de que Kafka la hubiera superado, la frontera de lo inverosímil quedó sin policías, sin aduaneros, abierta para siempre."



"A este mundo llegó pues la noticia de la construcción de la muralla. También ella con retraso, unos treinta años después de su proclamación. Era una tarde de verano. Yo, de unos diez años, estaba con mi padre a la orilla del río. Por la trascendencia de esa hora, comentada muchas veces, recuerdo aún los menores detalles. Me tenía de la mano -lo hacía con predilección, hasta en su edad más avanzada- y deslizaba la otra por la pipa, larga y muy fina,como si fuese una flauta. Su gran barba movediza y rígida avanzaba en el espacio; saboreando la pipa, miraba por encima del río a lo alto. Tanto más se bajaba su trenza, objeto de la veneración de los niños, y susurraba quedamente sobre la seda bordada en oro del traje de fiesta.Entonces se detuvo una barca frente a nosotros;



El barquero hizo ademán a mi padre de que bajara por el talud; el mismo ascendió también.En el medio se encontraron; el barquero secreteó algo al oído de mi padre; para acercársele más lo abrazó. No comprendí lo que decían, sólo vi que mi padre no parecía creer la noticia, que el barquero trataba de reforzar su veracidad, que mi padre aún no podía creerla, que el barquero, con el apasionamiento que lo caracteriza, casi se rompió las ropas a la altura del pecho para probar la certeza de lo que decía, que mi padre se tornó más silencioso y que el barquero saltó ruidosamente a la barca y partió.Mi padre, pensativo, se volvió hacia mí, golpeó la pipa, la metió en el cinturón y me acarició la mejilla. Era lo que más me gustaba, me hacía feliz, y así llegamos a casa.

Ya humeaba el arroz sobre la mesa, había algunos huéspedes y se estaba echando el vino en los vasos. Sin prestar atención a ello, mi padre, desde el umbral, comenzó a contar lo que había oído. No me acuerdo exactamente de las palabras, pero el sentido, dado lo extraordinario de las circunstancias, aun para un niño, me penetró tan profundamente, que todavía hoy me atrevo a dar una versión oral. Y lo hago porque es muy demostrativo de las ideas de mi pueblo. Mi padre dijo aproximadamente :

"Un barquero desconocido -conozco a todos los que habitualmente pasan por aquí,pero éste era desconocido- acaba de contarme que se piensa construir una gran muralla para proteger al emperador; a menudo los pueblos no creyentes se reunen frente al palacio imperial, entre ellos también demonios, y disparan sus negras flechas contra el emperador."




una canción en yiddish




KAFKA,F.:La Muralla China. Emecé editores/ Buenos Aires

14 diciembre, 2009

ELOY SÁNCHEZ ROSILLO: Lectura de Emily DICKINSON

.
Aún se está a tiempo de participar...


LECTURA DE EMILY DICKINSON

COMO quien halla un día en el camino
un buen árbol de sombra
y detiene los pasos y decide
descansar al amparo de sus ramas,
tuve yo la fortuna de llegar hace años
hasta la orilla de este libro,
y entré en él confiado.

Me senté con la espalda apoyada en el tronco,
en el fresco recinto de su frondosidad,
y me enjugué el sudor; bebí un poco de agua.
Mucho tiempo pasé contemplando sus hojas
de un verde extraño y nuevo, escuchando los trinos
de innumerables pájaros.
Y, cerrando los ojos, entresoñé a lo lejos
praderas silenciosas en las que el heno crece,
una casa remota y un jardín,
alguien que en la ventana mira y sufre,
rumor de abejas en el mediodía
y un moscardón azul que bordonea
en el aire de mayo.

Y después, ya repuesto, proseguí
mi trayecto de nuevo. Pero antes de alejarme,
renovado y dichoso, con gratitud, me dije:
aquí sucede el ser
y junto a su latir late lo vivo,
canta el misterio;
aquí acontece amor, ocurre el mundo,
verdad del existir, luz que también es mía
.



 Oír la luz ,poemario de Eloy Sánchez Rosillo   edita TusQuets.



Eloy Sánchez Rosillo (Murcia, 1948), poeta...

03 diciembre, 2009

Jannis Kounellis: crear una visión /polarizar el espacio

.




En la Fundación Botín expone Jannis Kounellis. Este artista griego (El Pireo,1936) en 1956 se trasladó a Roma para estudiar en la Academia de Bellas Artes y eligió quedarse en Italia como residencia y lugar de trabajo.
A Kounellis se  le suele incluir en el arte povera, el término que acuñó el crítico italiano Germano Celant para etiquetar la manifestación artística nacida a finales de los sesenta en Italia caracterizada por expresarse a través de materiales deliberadamente humildes y no considerados artísticos hasta entonces. Es una modalidad artística cercana al minimalismo y relacionada con el arte conceptual y  responde a las necesidades de expresión y búsqueda de la sociedad postindustrial actual y cuyos orígenes estéticos se pueden rastrear hasta  Dadá y las teorías que formuló y puso en práctica Marcel Duchamp, especialmente.
Aunque Kounellis dice ser pintor, lo es de forma singular. Su obra más frecuente suele ser la instalación, para las que  usa los más variados materiales: piedras, papel,materia orgánica, viva y muerta, arpillera, carbón, acero, plomo, cristal,  tejidos diversos...,con ellos crea visiones significativas estéticamente y le sirven para polarizar el espacio, el vacío en  que "respiran" sus creaciones.

Con Kounellis cualquier cosa que se piense sobre el arte contemporáneo,cualquier desconfianza, recelo o sospecha...puede quedar anulada al permanecer en el espacio que él ha hecho suyo con sus intervenciones. Es un visionario, capaz de transfigurar la materia, como un  alquimista moderno. En esta exposición ... el plomo es convertido en piezas de ambigua belleza, joyas propias de un orfebre.Las materias utilizados en la instalación son  planchas de acero como soporte (no siempre), abrigos de lana pura de colores neutros en grandes cantidades, plomo, alambre, toscos pedruscos de cristal de Murano,de vivos colores transparentes u opacos en los que incide la luz de forma diferente,  reflejándola y difundiéndola, o capturándola e inmovilizándola. La luz... que en Kounellis es un material más...
Con todo ello el artista crea una visión capaz de sacudir  al espectador, que después de abandonar la exposición, mientras camina bajo la lluvia se pregunta " pero ¿ esto es arte?,¿ y si no lo es por qué produce esta conmoción ...?" Puede que ese llevar a cuestionar permanentemente qué es el arte, sea una de las funciones importantes de las manifestaciones artísticas extremas de la sociedad contemporánea e impida que el arte derive en academicismo, decoración , banalidad y pierda su función de exploración de conocimiento,de afinación de la percepción, de indagación de la realidad y del misterio, de sensibilizacion social...

En esta exposición sobre el soporte de acero irisado por el ácido, los abrigos se extienden , fijados aparentemente por "botones" gigantescos de plomo,y forman gruesos pliegues salpicados por toscos trozos de cristal de Murano con fulgor de piedras preciosas.

Tantos tejidos plegados traen a la memoria una de las últimas entrevistas, siempre iluminadoras y lúcidas hasta que la enfermedad le rodeó de niebla y de silencio,del escultor Eduardo CHILLIDA. Se detenía en lo importante que en arte son los pliegues como modo de expresión. Recordaba  cómo casi el 90 por ciento de la pintura y la escultura occidental son pliegues...muy diferentes según los periodos y la capacidad expresiva que tienen para emitir sensaciones y trasmitir emociones  los tejidos plegados de las formas más diversas en cuadros y  estatuas , por medio de las texturas, la luz y las sombras, la plasticidad...
Mientras se pasea por la exposición junto a cada "cuadro", -incluso si se considera uno, el enorme  que yace sobre el soporte que es el suelo de la galería-,se percibe la expresividad y el enigma de los pliegues, el contraste de las texturas y colores, la incidencia de la luz y se piensa casi sin querer sobre la importancia elemental para los seres humanos de esas prendas, ahora vacías de cuerpos, de cálida lana escocesa y lo que supone su carencia.Se constata que el nombre de cada uno es una invitación llena de sugerencias: Sin título , se repite una y otra vez.
 Arte-investigación, arte-conocimiento.,arte-belleza...todo eso se encuentra en la instalación de este artista griego, adoptado italiano.¿Permanecerá la obra de Kounellis?; la mayor parte del arte "todo vale" actual no pasaré la criba del tiempo. Es la verdadera prueba.Sólo su paso certifica si un artista sigue vivo, si se ha convertido en un contemporáneo para generaciones posteriores.Si  sigue conmoviendo ,si  sigue hablando como si la obra acabara de hacerse.Esa permanencia le convierte en un clásico. Posiblemente Kounellis supere la prueba...

Fragmento de un texto-manifiesto de Kounellis de 1982 donde plasma parte de su ideario no sólo estético:


"Estoy contra el mundo de Andy Warhol y de los epígonos de hoy día. Quiero restaurar el clima que los cubistas han vivido.
Estoy contra la condición de la paralización a la que la posguerra nos ha conducido: busco, por el contrario, en los fragmentos (emotivos y formales) la historia esparcida.
Busco dramáticamente la unidad, aunque sea inaprensible, y por eso dramática............................................................................
"Soy admirador de Pollock por su dramática y apasionada búsqueda de la identidad.
Soy un viajero experto, conozco las rutas tortuosas de mi tierra europea, los senderos de las montañas y la gran ciudad con sus mesones con historias y cotilleos apasionados.
Amo las pirámides de Egipto, amo a Caravaggio, amo a Van Gogh, amo el Partenón, amo a Klimt, amo a Goya, amo el ímpetu de la Victoria de Samotracia,amo las iglesias medievales, amo el personaje de Ofelia como la describe Shakespeare y honro a los muertos pensando a propósito de mí, que soy un artista moderno"


A veces en la desnudez y la perplejidad-ambiente de una instalación de Kounellis suena la música de un violonchelo pero también el sonido de la trompeta de Miles Davis de Kind of Blue puede acentuar  la atmósfera creada.