15 marzo, 2009

QUEVEDO, POETA & VELÁZQUEZ, PINTOR

.



"Acaso nadie, fuera de su ostensible rival y secreto cómplice, Góngora, ha paladeado el castellano, el peculiar sabor de cada palabra y de cada sílaba como don Francisco de Quevedo y Villegas, caballero de la Orden de Santiago y señor de la Villa de Juan Abad."(...)
He equiparado a Góngora y a Quevedo que es costumbre contraponer. El tiempo borra o atenúa las diferencias.(...) Hermanos enemigos, el culteranismo y el conceptismo son dos esencias del Barroco."

Así comienza el prólogo de Borges,y quién mejor que Velázquez para acompañarle, tan contemporáneo : Quevedo (1580-1645), Velázquez (1599-1660) que hizo un retrato memorable,no a Quevedo sino a su "secreto cómplice", como llama Borges a Góngora. Velázquez gran pintor y espíritu complejo y paradójico como buen barroco.




Velázquez. Arácne, h1644.64 x58 cm. Dallas.

La tejedora libia, insensata retadora de Atenea, se adentra en el plano, en las penumbras suspendidas que van tiñendo el claroscuro. El escorzo que forma la figura está suavizado por ténues veladuras y las pinceladas sueltas, abiertas, usadas con sabiduría,  completan la forma en la retina, porque Velázquez entendía como funcionaba la visión.  El pintor está en su época de plenitud- tan larga por otra parte- y pinta con total libertad, como el mejor veneciano.



Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;

mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamnte ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, más polvo enamorado.




Francisco de Quevedo :Antología poética. Prólogo y selección de Jorge Luis Borges. Alianza.


.