08 enero, 2009

SEAMUS HEANEY,dos poemas: Anteo y Hércules y Anteo

.


Altar de Zeus de Pérgamo  (Berlín)



ANTEO.-El gigante, hijo de Poseidón y Gea (la Tierra), era invulnerable mientras estaba en contacto con su madre Tierra, pero Hércules/ Heracles a su paso por Libia en busca de las manzanas de oro, lo ahogó levantándole sobre los hombros.


En el Altar de Zeus en Pergamo (en el Pergamon Museum de Berlín) se desarrolla en un monumental relieve una Gigantomaquia (la lucha entre  dioses y  gigantes). En la imagen un trozo del friso del Altar de Zeus en el que Atenea trata vencer a un gigante agarrándole por el cabello para separarle de su madre Tierra mientras él, resiste haciendo fuerza en sentido contrario.

                                 (aumentar)


ANTEO

CUANDO yazgo en el suelo
encendido me yergo cual rosa en la mañana.
Siempre me tiro a tierra en las peleas
Para frotarme con la arena

Y eso funciona
como elixir. No puedo destetarme
Del extenso contorno de la tierra, sus venas-ríos.
aquí abajo en mi cueva

Ceñido por la roca y la raíz
Me acuno en las tinieblas que me engendran
Y me nutro por todas las arterias
Lo mismo que un montículo.

que cada nuevo héroe venga
en busca de manzanas doradas y del Atlas.
Luchar debe conmigo antes de penetrar
En este reino de la fama

Entre los celestiales y los de sangre real:
Puede arrojarme y renovar mi nacimiento
Pero que no se salga con su plan de levantarme en vilo de la tierra,
Mi elevación,mi caída.

1966


HÉRCULES Y ANTEO

Hijo del cielo regio,
el que estrangula a la serpiente,
el que arrastra el estiércol,
el empeñado en las manzanas de oro,
su futuro repleto de trofeos,

Hércules tiene la medida
de la resistencia y poderes oscuros
alimentándose del territorio
Anteo, el que abraza el mantillo,

al fin es destetado:
era renovación cada caída,
pero se ha levantado-
la inteligencia del competidor

es espuela de luz,
un diente azul que lo traslada
fuera de su elemento
hacia un sueño de pérdida

y orígenes -la oscuridad que mece,
las venas de los ríos, los secretos arroyos
de su fuerza,
los campos incubantes

de cueva y subterráneo,
él lo ha legado todo
a los elegíacos. Morirá Balor
y Byrthnoth y Toro Sentado.

Alza sus brazos Hércules
con implacable signo de V,
su incuestionable triunfo
por los poderes que ha esgrimido,

y alza y doblega a Anteo,
alto como perfil de sierra,
un gigante dormido,
gachas para los desposeídos.



Seamus Heaney, Derry (Irlanda del Norte) 1939
HEANEY,S.: Norte. poesía Hiperión.