14 enero, 2009

JAMES JOYCE: "Música de Cámara".

.








El poemario de Joyce, Chamber Music, contiene su obra poética más temprana,aunque él no se preocupó de datar los distintos poemas, como haría en casos posteriores. Su hermano Stanislaus habla de que sus primeros versos estaban en libretas escolares. Algunos datos biográficos esenciales:

Nació en Dublín en 1882 en una familia acomodada que terminó arruinándose , a pesar de los cual él recibió una cuidada educación en los jesuitas primero y luego ,1898, en la Universidad de Dublín. Abandona la universidad convencido de su vocación literaria y en 1902 marcha a París.

En el verano de 1904 conoce a Nora Barnacle, su futura esposa y la convence para abandonar Dublín y marchar al Continente. Esto sucedía el 16 de junio de 1904, el que luego sería celebrado como Bloomsday, el día en que sucede Ulysses y vivirían sucesivamnete en Trieste, Zurich,París… a Dublín volverían en contadas estaciones.

Aparte de genio del lenguaje y la invención que demuestra en este libro, Joyce tiene narraciones como Dublineses,1914,… Retrato del artista adolescente,1916, mucho más asequibles al lector y un reto, que sigue siéndolo a pesar de los años transcurridos desde su publicación, 1939, Finnegans Wake. Al estallar la Segunda Guerra mundial se traslada a Zurich, donde muere el 13 de enero de 1941 y es enterrado en el cementerio de Fluntern.


IX



Winds of May, that dance on the sea,
Dancing a ringaround in glee
From furrow to furrow, while overhead
The foam flies up to be garlanded,
In silvery arches spanning the air,
Saw you my true love anywhere?
Welladay! Welladay!
For the winds of May!
Love is unhappy when love is away!





IX

Brisas de mayo, que danzáis sobre el mar,
Bailando gozosamente en corro
De estela en estela, mientras en lo alto
La espuma remonta el vuelo para engalanarse
En arcos de plata que atraviesan el aire,
¿Visteis a mi amor verdadero en parte alguna?
¡Ay, ay, ay
Delas brisas de Mayo !
¡El amor es desgraciado cuando el amor está lejos!




Chamber music, Béla Bártok. Cuarteto
para cuerdas nº 4





.