25 enero, 2009

INGEBORG BACHMANN por THOMAS BERNHARD y por ella misma

.







EN ROMA


"En un hospital romano ha muerto la poeta más inteligente e importante que nuestro país ha producido en este siglo, de resultas de las escaldaduras y quemaduras que, al parecer, se causó en la bañera, según comprobaron las autoridades.Yo hice viajes con ella y, en esos viajes, compartí muchas de sus opiniones filosóficas, y también sus opiniones sobre la marcha del mundo y el curso de la Historia, que la espantaron durante toda su vida. 

Muchos intentos por su parte para volver a su patria austriaca fracasaron una y otra vez, por la desvergüenza de sus rivales femeninas y la vulgaridad de las autoridades vienesas.La noticia de su muerte me recordó que fue mi primer huésped en mi casa, todavía totalmente vacía. Estuvo siempre huyendo y vio siempre en los hombres lo que realmente son, una masa obtusa, vulgar y despiadada, con la que realmente, sólo es posible romper. 

Como yo, descubrió ya muy pronto la entrada del infierno, y penetró en ese infierno, aun a riesgo de perecer muy pronto en ese infierno. Las gentes especulan sobre si su muerte fue sólo un accidente o realmente un suicidio.Quienes creen en el suicidio de la poeta dicen una y otra vez que se quebró por sí misma, cuando en verdad, como es natural, se quebró sólo por su entorno y, en el fondo, por la vileza de su patria, que la persiguió de cerca en el extranjero, como a tantos otros."






EN PELIGRO DE MUERTE



En peligro de muerte
ningún pararrayos,
ningún freno de seguridad
ninguna huida
ninguna señal de faro

Por la noche, el masticar largo y lento
el encarnizarse en fantasmas
la lucha con Nembutal 20 píldoras
bastan

Se han tomado precauciones
para que se haga de día
eso es
todo.
y los músculos trabajando en la cara,
hasta que, por arriba, sale el agua lentamente
por los ojos cerrados, luego orina
luego alivio, suspiros
que sólo significan las 5 de la madrugada
también esto
se pasará, la cama salificada flota
y la almohada salificada
pasa una mano alguien dice
dormir, dormir,
nada más que dormir



BACHMANN,I.:No sé de ningún mundo mejor. Hiperión.

.