31 diciembre, 2008

Thomas Bernhard, un poema

.


A. Kiefer



También Dios oye mi plegaria
de mañana en el trigal
donde el viento
congrega a los niños del mediodía
y los difuntos
descansan de sus cerebros
contra el muro.
Dios me oye
en la oscuridad de la lluvia
y en los caminos
de hierbas amargas y piedras brillantes
sobre las calaveras de la noche
que en mis sueños se hacen añicos
de miedo.
Dios me oye
en todos los rincones del mundo.



Bernhard,T.:In Hora Mortis.DVD Ediciones.


.