29 diciembre, 2008

versos para después de una guerra / Sándor Márai

.

                                Anselm Kiefer


...ten cuidado, que pisas sangre, dejado y lleno
de barro está el Bastión; alzan la vista al cielo
los cadáveres, cielo al que el humo ya anuncia
que abajo está en llamas el barrio de Krisztina;
el gitano del Balta, de música quejosa,
ha desaparecido, quedan hedor y sombra,
y en el Castillo, en su iglesia, yacen juntos
caballos muertos y príncipes difuntos...

Ya puedes descansar sentado en el bordillo,
donde la Escalinata de Granito da al vacío:
se mecía el follaje de los verdes castaños,
feliz, en las mañanas del fúlgido verano,
detrás de la ventana novelas escribías,
y el cielo en los momentos de vértigo se abrió;
aqui fuiste poeta, lloraste, de rodillas.
Mira a tu alrededor. Era la calle Mikó...

...Era el puente. Aquí andabas bajo la luna llena
-a mitad de camino frenaba una calesa-,
lo construyó Adam Clark, durante su reforma
entre los grandes arcos volaban las gaviotas,
sobre la barandilla suicidas se inclinaban;
yacen ya en el agua, con ellos la balaustrada,
y por el Túnel sopla un viento suave y fresco
que acaricia el cabello de todos los hombres muertos...

S. Márai
Budapest 1945



.....