13 diciembre, 2008

JOSEPH BRODSKY, Poemas de Navidad

..............









Segunda Navidad a orillas
del Ponto que no se congela.
La estrella de los Reyes sobre la verja del puerto.
No puedo decir que no puedo
vivir sin ti, pues vivo.
Como este papel refleja. Existo;
trago cerveza, ensucio hojas y
piso la hierba.

En el café, donde una sorda explosión
nos lanzó hacia el porvenir propio de los que gozan
efímera felicidad, mientras huíamos al Sur
ante el embate del invierno,
ahora dibujo con los dedos
tu rostro sobre el mármol de los pobres;
a lo lejos las ninfas saltan, con brocados
recogidos hasta las caderas.

Pero, dioses ¿qué es -si esa mancha parda
en la ventana, os simboliza-,
qué tratabais de decirnos ,entonces?
El porvenir ha llegado, y se puede
soportar; todo cae,
se va el violinista, calla la música,
y el mar se arruga más y más, como las caras.
Pero no hace el viento.

Algún día él,¡ay! -nosotros, no-
cubrirá con sus olas la verja del paseo,
y avanzará contra los gritos de "no, por favor",
levantando sus crestas por encima de las cabezas,
allí, donde bebías vino y
dormías en el jardín, donde tendías al sol tu blusa,
rompiendo mesas -preparando el lecho marino
para el futuro molusco
.

Yalta, enero 1971.