10 diciembre, 2008

EL POETA DESAPARECIDO/ Alfonso Costafreda

ALFONSO COSTAFREDA (Tárrega 1926-Ginebra 1974)estudió en Madrid y allí frecuentó a Carlos Bousoño, Vicente Aleixandre, Blas de Otero...y luego en Barcelona a (Carlos) Barral,(Jaime) Gil de Biedma, (Valverde) José María, Castellet, hermanos Ferrater y Goytisolo...



"ver a Carlos, a Jaime o a Valverde",

ese verso sitúa al poeta entre sus iguales, entre las gentes que formaban su grupo, sus amigos del oficio de poeta, en el que se sumergió hasta el fondo.

Y en los tres versos siguientes da una imagen vívida de la tarea concentrada  en la que le sume un trabajo poético que busca la palabra afinada y exacta, la estructura depurada y la emoción velada:

"Las horas dedicadas a la filología,
a ver con microscopio las palabras,
los números trazar, las "matemáticas severas"."




EL POETA DESAPARECIDO


Dijiste, qué inútil vocación
la nuestra, fácil parecería
pensar en la mujer y poseerla,
charlar con los amigos,
pensar en la hermosura cotidiana
de la ciudad que amamos, en las calles
recorridas sin fin, redescubiertas siempre,
y en la noche del mar que apaciguara.
Las horas dedicadas a la filología,
a ver con microscopio las palabras,
los números trazar, las "matemáticas severas".

Decías: vivir en Calafell, en San Cugat...o en Copenhague,
ver a Carlos, a Jaime o a Valverde.
Tanta lucidez, tanta pureza,
a nadie conociera;
su oficio sin embargo fuera
sorda maledicción,
del hombre, de los dioses o de nadie,
el cuerpo exigente clamaba y reclamaba.
Consciente y solitario
dejaste al fin este absurdo destino.